Si bien establecer zoysia es costoso, este césped normalmente tendrá menos requerimientos que otros tipos de césped para mantener una superficie de juego de calidad

La utilización de céspedes que ofrezcan condiciones de juego de calidad, con menores requerimientos, es una consideración clave para los campos de golf que trabajan buscando la sustentabilidad.  Para muchas regiones, la zoysia ayuda a lograr este objetivo. En comparación con los céspedes de estación fría, los de estación cálida como zoysia requieren menos agua y tienen una tolerancia al calor superior y menos problemas de plagas. Estas cualidades contribuyen a condiciones de juego consistentes y de calidad durante los estresantes meses de verano. 

Además, muchos cultivares de zoysia son bastante tolerantes a las bajas temperaturas y pueden usarse en las zonas de transición. La densa carpeta de zoysia en dormición proporciona una mejor superficie de juego durante el invierno que la bermuda. Fairways de zoysia de calidad se obtienen a través de una comprensión de las necesidades de este césped, pero antes de que se desarrolle un programa agronómico, se debe seleccionar la variedad de zoysia más adecuada para un lugar determinado.

Selección de la Zoysia y su Establecimiento

Hay numerosos cultivares de zoysia a considerar. Innovation, Meyer y Zenith tienen una excelente tolerancia al frío, y están bien adaptados para las zonas de transición. En regiones más cálidas, zoysias de hoja fina como Zeon, Zorro y Trinity han producido excelentes superficies de juego. Una reciente revisión de investigación proporciona una gran discusión sobre otras características importantes a considerar y detalla los cultivares de zoysia que están disponibles comercialmente en los EE. UU. (Patton et al., 2016).

Zoysia se puede establecer por panes, semillas, estolones, o tiras de panes (es decir, instalar tiras de césped zoysia y permitir que el resto de la superficie se complete con el tiempo). El empanado completo es el método preferido de establecimiento, dado el mayor tiempo requerido al sembrar, plantar estolones o tiras de panes. El empanado no es barato y requerirá una importante inversión inicial (Patton, 2012). 

Sin embargo, la excelente superficie de juego y la limitada cantidad de insumos necesarios para su mantenimiento, hacen que zoysia sea una opción muy atractiva en gran parte de los EE. UU. Una vez que los fairways de zoysia se han establecido, la salud del césped y la jugabilidad se equilibran mediante la confección de un programa agronómico sólido. El resto de este artículo describe los componentes clave de un programa agronómico exitoso para los fairways de zoysia.

Manejo Cultural

Una de las mayores fortalezas de zoysia es su capacidad para producir una densa y gruesa capa de thatch mezclada con tierra (capa de mat). Esta capa  proporciona el soporte y la resistencia para soportar el tráfico de miles de rondas de golf. Pero demasiado de algo bueno puede ser bastante problemático, un exceso de thatch puede conducir a malas condiciones de juego y a un ambiente de crecimiento poco saludable. Los encargados del mantenimiento del césped confían en una variedad de prácticas de manejo cultural para manejar la capa de mat de zoysia y prevenir que el thatch y la materia orgánica se vuelvan excesivas.

Las prácticas culturales deben realizarse en el momento que la zoysia se recupera más rápido. El crecimiento máximo de zoysia generalmente ocurre cuando las temperaturas diarias son de 26,5 grados Centígrados o más. La velocidad a la que la zoysia produce thatch y materia orgánica determinará con qué frecuencia se deben realizar las prácticas culturales. Afortunadamente, la tasa de crecimiento relativamente lenta de zoysia significa que el thatch y la materia orgánica se acumulan gradualmente.

Muchos campos de golf que cuentan con fairways de zoysia encuentran que una sola aireación por año con sacabocados es suficiente para mantener fairways de calidad aceptable. Esto es generalmente cierto en zonas de transición. Sin embargo, los campos de golf ubicados en zonas mas cálidas que tienen una temporada de crecimiento más larga y más rondas de golf pueden necesitar una aireación adicional cada año. Si la compactación del suelo es una preocupación mayor que la acumulación de thatch o materia orgánica, prácticas culturales menos disruptivas como la aireación con púas sólidas, slicing profundo o spiking pueden ser ventajosos.

El corte vertical es otra técnica que se usa comúnmente para controlar la acumulación de thatch, pero su uso en los fairways de zoysia no está tan extendido como en los fairways de otros céspedes. Zoysia, a diferencia de bermuda o bentgrass (Agrostis), no parece responder bien al corte vertical agresivo. Las líneas consecuencia del corte vertical pueden persistir durante muchas semanas y pueden ser una distracción para los golfistas. Como tal, esta práctica debe usarse con moderación y solo en situaciones en las que se debe corregir la acumulación excesiva de thatch. El corte vertical ligero o, mejor aún, el corte con groomer, puede mejorar la uniformidad de la superficie sin causar líneas perceptibles que demoran en recuperarse. Si el volante de su carrito de golf comienza a tirar hacia adelante y hacia atrás al conducir por un fairway de zoysia, es un buen indicador de que hay demasiada thatch. En tales circunstancias, el corte vertical sería recomendable.

Corte

Cualquiera que haya pasado tiempo cortando zoysia se dará cuenta de que es posiblemente el césped más difícil de cortar en línea recta. Las hojas rígidas en forma de cerdas pueden hacer que la máquina de corte se mueva y flote por la superficie. La razón de este fenómeno es el alto contenido de lignina en las hojas. Las zoysias tienen la mayor concentración de tejido lignificado entre los céspedes, lo cual es parte de la razón por la que la zoysia es una excelente superficie de juego tan resistente. Sin embargo, la rigidez adicional de las hojas es dura para el acero, por lo que se necesita más esfuerzo para mantener los equipos de corte afilados.

Cuando se trata de equipos de corte, la mayoría de los superintendentes que manejan zoysia prefieren las unidades de corte pesadas con diámetros de reel más grandes que generen más presión hacia abajo. Los equipos más livianos pueden deslizarse por la superficie, haciendo difícil de lograr un corte consistente y de alta calidad.

Las “tablas de lavar o serrucho” puede ser un problema único en los fairways de zoysia. El patrón desigual del césped está asociado con un exceso de thatch y puede ser más pronunciado cuando los patrones de corte no se rotan con frecuencia. Incluso un equipo bien afilada y correctamente ajustado no puede superar el problema. Las tablas de lavar o serrucho indican que hay un exceso de thatch, la mejor solución es el corte vertical.

La tasa de crecimiento de zoysia hace que mantenerse al día con el corte sea una tarea relativamente fácil. Por lo general, los fairways de zoysia solo necesitan cortarse un par de veces por semana, y como máximo tres veces por semana en el momento de máximo crecimiento.

Las alturas de corte ideales para los fairways de zoysia varían entre los cultivares y la región geográfica. En la zona de transición, donde cultivares como Meyer son prevalentes, las alturas de corte van de 12,5 a 16 milímetros durante la temporada de crecimiento. A medida que nos desplazamos a zonas más cálidas, no es raro que las alturas de corte vayan desde los 10 a 12,5 milímetros.

Los fairways cortados en el extremo inferior de este rango producirán un asiento de pelota más firme, mientras que cortar a alturas cerca del extremo superior del rango producirá un asiento de pelota que facilita que un golfista “barra la pelota”, lo que puede ser útil para los jugadores menos calificados. Las habilidades de los golfistas que juegan regularmente en el campo de golf deben considerarse seriamente al seleccionar una altura de corte adecuada.

Al igual que con bermuda, elevar la altura de corte antes de la latencia puede reducir los daños del invierno y proporcionar más superficie de hoja para mejores asientos de pelota durante la dormición. Una buena regla general es comenzar a elevar la altura de corte de 2,5 a 6 milímetros durante un período de cuatro a ocho semanas durante el otoño anterior a la latencia.

Manejo de las Enfermedades

Zoysia es muy tolerante a las enfermedades en comparación con otros tipos de céspedes comúnmente plantados en fairways. La única enfermedad que habitualmente preocupa es el large patch, producido por el hongo Rhizoctonia solani. Con fertilidad adecuada, manejo de la humedad y tratamiento preventivo con fungicidas, esta enfermedad se puede controlar muy efectivamente.

Controlar la humedad y mejorar el drenaje donde los suelos tienden a permanecer húmedos puede reducir significativamente la incidencia de large patch. Debe evitarse excesiva fertilidad, específicamente nitrógeno, ya que esto puede conducir a más thatch. Sin embargo, recientes investigaciones a campo han demostrado que cantidades razonables de nitrógeno aplicadas durante el otoño y la primavera no exacerban al large patch y pueden mejorar la recuperación del césped (Miller et al., 2016).

Para sitios con antecedentes de daño por enfermedad, o para aquellos que no pueden tolerar cualquier defecto, se recomienda un tratamiento preventivo de fungicidas.

La clave es seleccionar un fungicida apropiado y aplicarlo cuando el hongo está activo. Fungicidas efectivos indicados para large patch en zoysia incluyen químicos de las familias DMI, dicarboximidas, SDHI y QoI. Varios de estos ingredientes activos están disponibles en formulaciones genéricas, lo que puede reducir el costo del tratamiento.

La actual recomendación es tratar al césped durante el otoño cuando la temperatura del suelo está entre 10 y 21 grados Centígrados a una profundidad de 5 centímetros. En la mayoría de los casos, una sola aplicación en el momento correcto proporcionará suficiente control. Una aplicación posterior, a las tres a cuatro semanas, puede incrementar la probabilidad de éxito y puede resultar beneficioso si persisten las condiciones ambientales que conducen al desarrollo de la enfermedad.

También es efectiva una aplicación de primavera cuando el césped está rompiendo la latencia. Un programa popular de control de large patch es hacer una sola aplicación de fungicida preventivo durante el otoño y una aplicación de primavera si se observa algún avance de la enfermedad. Esto reduce la cantidad de fungicida, ya que rara vez los fairways necesiten tratarse enteros por segunda vez.

Fairy ring es otra enfermedad que puede disminuir la calidad de la zoysia. Los síntomas pueden aparecer durante todo el año dependiendo de los hongos específicos responsables. Los síntomas de la enfermedad generalmente se encuentran dispersos por el fairway. Por lo tanto, se recomiendan tratamientos localizados para reducir el costo del control. Las formulaciones de fungicidas granulares, como Heritage® G y Pillar® G, son buenas opciones para controlar fairy ring. Estos productos se pueden distribuir fácilmente por las áreas afectadas, eliminando la necesidad de llenar un equipo pulverizador para tratar solo un lugar aislado.

Manejo de Agua

Como con cualquier césped, el manejo del agua juega un papel crucial en el balance entre la salud del césped y la jugabilidad. En comparación con los cultivares de césped de estación fría, zoysia requiere significativamente menos agua. El objetivo de un programa de riego no debería ser un césped de zoysia verde y exuberante. Manejar en ocasiones a la zoysia estresada por falta de agua maximizará su salud y jugabilidad.

Las aplicaciones de agentes humectantes ofrecen beneficios adicionales, como distribuir uniformemente el agua en el perfil del suelo, mejorar la eficiencia del riego, y reducir la probabilidad de manchas secas localizadas (dry spots). Hay disponible una gran cantidad de agentes humectantes, y se recomienda a los superintendentes a experimentar con diferentes opciones para ver cuál ofrece los mejores resultados en sus campos de golf. Para más información sobre agentes humectantes, vea en USGA Green Section Collection “Understanding Wetting Agents.” 

Las especies de zoysia son por lo general moderadamente tolerantes a la salinidad y por lo tanto, puede utilizar agua reciclada. Un factor a considerar cuando se usan tales fuentes de agua es la cantidad de nitrógeno presente en el agua de riego. Zoysia no necesita tanto nitrógeno como muchas otras especies de césped, y el exceso de nitrógeno podría aumentar la acumulación de thatch y el desarrollo de enfermedades.

Fertilización

Las tasas anuales de 450 a 900 gramos de nitrógeno cada 100 metros cuadrados son generalmente suficientes en los fairways (Patton et al., 2010). Los campos de golf en zonas de transición, donde el período de crecimiento de zoysia va desde finales de primavera hasta principios de otoño, estarán en el extremo inferior de este rango. A medida que se avanza a zonas mas cálidas, la cantidad de nitrógeno requerida aumentará gradualmente. Hay que realizar un análisis de nutrientes del suelo una vez al año para determinar los requisitos de fertilizantes para otros macro y micronutrientes.

Se deben realizar múltiples aplicaciones cuando se utiliza una fuente de nitrógeno soluble de liberación rápida. Evite aplicar más de 350 gramos de nitrógeno soluble por aplicación para evitar un excesivo crecimiento. Si se utiliza un producto de liberación lenta, una sola aplicación puede ser suficiente para toda la temporada.

Reguladores de Crecimiento

Muchos superintendentes no aplican reguladores de crecimiento a la zoysia con regularidad como lo harían con otros tipos de césped. Su uso generalmente no es necesario para mantener una superficie de juego firme si se siguen buenas prácticas de fertilidad y corte. Sin embargo, hay circunstancias en los que su uso evita excesivos niveles de crecimiento. Los reguladores del crecimiento también pueden ser beneficiosos antes de lluvias prolongadas, para mejorar la calidad del césped en sitios sombreados y para disminuir la producción de semillas.

El desarrollo de cabezas florales puede tener un impacto negativo tanto en la jugabilidad como la estética de los fairways de zoysia. Algunos cultivares, como Diamond, tendrán una elevada producción de cabezas florales durante el otoño y la primavera, mientras que otros, como Meyer, solo producen cabezas florales durante la primavera.

Investigaciones recientes han demostrado que una sola aplicación durante el otoño del regulador de crecimiento ethephon reducirá la aparición de cabezas florales durante la siguiente primavera en zoysia Meyer. El momento de aplicación del ethephon para suprimir la aparición de cabezas florales es aproximadamente la misma época del año que las aplicaciones preventivas para la enfermedad large patch, y estos dos productos a menudo se pueden aplicar juntos para ahorrar tiempo (Patton et al., 2018).

Los tratamientos de primavera también pueden ser efectivos para suprimir las cabezas florales, pero requieren aplicaciones secuenciales. Hacer dos aplicaciones de primavera probablemente sea un costo prohibitivo para la mayoría de los clubes de golf.

Cuando se aplican reguladores del crecimiento al césped adyacente a la zoysia es importante evitar dosis que puedan dañar a la zoysia. La combinación de greens de Agrostis y fairways de zoysia es un esquema común en las zonas de transición. Si el trinexapac-etil (Moddus o Primo) se aplica rutinariamente a los greens, cualquier sobredosis podría causar un daño significativo en el collar adyacente de zoysia, approach, y fairways. La zoysia es mucho más sensible a los reguladores del crecimiento que el Agrostis, por lo que cualquier superposición en la aplicación podría ser perjudicial. El uso de pulverizadoras equipadas con GPS y control de boquillas individual puede eliminar el riesgo de una aplicación incorrecta.

Previniendo el Daño Invernal

Si bien muchos cultivares de zoysia tienen una adecuada resistencia al invierno, los sitios mal drenados y los sitios expuestos al viento propensos a secarse demasiado pueden dejar a la zoysia vulnerable a significativos daños y posible muerte del césped. Es muy importante eliminar el agua del perfil del suelo cuando se desarrollan condiciones de saturación. El agua debe drenar superficialmente y por líneas de drenaje subsuperficial para garantizar que las condiciones de encharcamiento no persistan.

También es fundamental abordar los problemas de sombra para prevenir los daños de invierno. Los árboles ubicados al norte (HS) y al este de los fairways de zoysia son la mayor preocupación. Ciertamente la zoysia es más tolerante a la sombra que la bermuda, no obstante requiere una luz diaria integral de al menos 10 a 26 moles de luz (mol) por metro cuadrado por día, dependiendo del cultivar, época del año y si el trinexapac-etil es o no utilizado (Wherley et al., 2018). Las zonas de fairway de zoysia que no reciben adecuada luz solar carecerán de densidad y serán lentas para reverdecer en la primavera.

El impacto de los árboles en la salud del césped no se debe solo a la luz solar. Las raíces de los árboles ubicados cerca de los fairways competirán con el césped por agua y nutrientes. La gravedad del estrés por sequía no es fácil de discernir ya que la zoysia entra en dormición y pierde su color verde, por lo que corregir estos problemas antes de la dormición puede ayudar a evitar daños inesperados.

Los árboles que están afectando negativamente la salud del césped, ya sea limitando la luz solar o compitiendo por agua y nutrientes, deben ser removidos para evitar el debilitamiento del césped. Si el césped entra débil a la latencia será más probable que muera durante el invierno.

Zoysia es muy resistente y, por lo tanto, puede soportar una gran cantidad de tráfico. Sin embargo, algunas restricciones en el tráfico de los carritos de golf durante la dormición pueden ser necesarias para prevenir daños. Las restricciones selectivas de tráfico pueden ayudar a prevenir césped poco denso y un retraso en el reverdecimiento de primavera. También se necesita un cuidado adicional de la zoysia para evitar el desgaste mientras se mantienen otras áreas de césped. Prácticas como cortar y rolar los greens pueden dañar las zonas adyacentes de zoysia en dormición o semidormida si los giros y otra circulación no se manejan cuidadosamente.

Control de Malezas

Dos de las malezas más comunes para aquellos que manejan fairways de zoysia son la bermuda y la Poa annua. Controlarlas requiere persistencia y paciencia.

Supresión de la bermuda con daño mínimo a la zoysia puede lograrse con Turflon® Ester mezclado con Acclaim® Extra o Fusilade® II (McElroy y Breeden, 2006). Sin embargo, es probable que se necesiten aplicaciones secuenciales durante varios años para eliminar infestaciones graves de bermuda. Se recomiendan tres aplicaciones realizadas a intervalos de 28 días a partir de diciembre. Se producirá una leve decoloración del césped, por lo que se recomienda el tratamiento sectorizado.

Se puede lograr un control efectivo de Poa annua mediante tratamientos con herbicidas de pre-emergencia y post-emergencia. En las zonas donde la zoysia entra completamente en dormición, las opciones de herbicidas de post-emergencia podrían incluir herbicidas no selectivos.

Si se usan herbicidas no selectivos, deben aplicarse lo antes posible en invierno para evitar dañar el césped cuando esté saliendo de la dormición. La aplicación de estos productos a lo que parece ser un césped en dormición, sin color a fines de agosto podría retrasar el reverdecimiento de primavera y posiblemente matar algunas plantas. Excave entre las hojas del césped e inspeccione en busca de signos de tejido verde antes de hacer una aplicación. Si se observa algún tejido verde, no se debe usar un herbicida no selectivo. La aplicación de herbicidas post-emergentes también proporcionará un mayor control cuando las malezas son pequeñas. Como siempre, es importante que los químicos se roten para evitar la resistencia a los herbicidas. 

Control de Insectos

Hay limitadas amenazas de insectos por las que preocuparse cuando se manejan fairways de zoysia. Billbugs, tanto Sphenophorus parvulus como S. venatus vestitus, son las más preocupantes. Pueden dañar los tallos, las raíces y las coronas de zoysia, causando una decoloración severa y, en algunos casos, la muerte de las plantas. Las primeras etapas larvarias son pequeñas (3 a 4 milímetros) y difíciles de detectar, y los síntomas pueden confundirse con el estrés por sequía. Las trampas que atrapan adultos mientras ponen huevos durante la primavera son la mejor manera de confirmar la presencia de estas plagas.

Hay varios cultivares de zoysia que han demostrado resistencia a billbugs, incluidos Diamond, Zorro y Cavalier (Reinert et al., 2011). En las áreas donde se vio daño de billbugs, un insecticida preventivo sistémico, de larga residualidad, como un neonicotinide y una diamida antranílica o insecticidas bioracionales que contienen nematodos entomopatógenos puede proporcionar alivio (Dupuy y Ramírez, 2016). Los tratamientos generalmente deben realizarse a fines de noviembre hasta principios de diciembre, el mismo período de tiempo que para controlar gusanos blancos, para apuntar tanto a adultos como a larvas.

Conclusión

Si bien el costo inicial para establecer zoysia es ciertamente alto, este césped normalmente requerirá menos inversión que otros tipos de césped para mantener una superficie de juego de calidad. Cuando se maneja adecuadamente, las condiciones de juego de los fairways de zoysia pueden competir con las de cualquier otro césped siempre que se encuentre plantada en el lugar adecuado. Seguir las prácticas agronómicas fundamentales es la mejor manera de obtener los mayores beneficios de los fairways de zoysia y garantizar que los golfistas disfruten de excelentes condiciones.

Escrito por: Zach Nicoludis y John Daniels, agrónomos de la USGA en la Región Central
Publicado en: Green Section Record Vol. 57 (11), Junio 2019
Traducido y adaptado por: Guillermo Busso, ingeniero agrónomo.