Greens de alta calidad son el resultado de equilibrar el corte y el rolado con el equipamiento, mano de obra y clima disponibles

Desde el día en que Edwin Budding inventó la primer máquina para cortar césped mecanizada en 1830, ha habido una mejora constante en el acondicionamiento y la jugabilidad de los greens. Hoy en día, el corte y el rolado liviano son las prácticas principales utilizadas por los superintendentes para lograr greens suaves y rápidos.

En los primeros días del golf, la altura del césped en los greens estaba controlada naturalmente por el intenso pastoreo de conejos y ovejas. Esto cambió con la invención de las máquinas para cortar césped mecanizadas y la capacidad de cortar el césped más bajo y de manera más consistente. Rolar también fue una práctica importante en los primeros días del golf, y ganó popularidad a principios de 1900. El equipo utilizado en ese momento era lo que muchos considerarían hoy en día un rodillo pesado, y el uso frecuente resultó en la compactación del suelo y una disminución de la salud del césped.

Con el tiempo, los avances en la tecnología del equipamiento dieron como resultado cortadoras que pueden cortar el césped a menos de 2.5 milímetros y una variedad de rolos livianos para proporcionar superficies de green rápidas y consistentes. En la búsqueda de velocidades de green cada vez más rápidas, muchos superintendentes han experimentado con diferentes programas de corte y rolado para ver qué combinaciones son las mejores para crear superficies de green suaves y rápidos preservando la salud del césped. Desafortunadamente, ha habido situaciones en las que irrazonables demandas de golfistas para tener greens más y más rápidos han resultado en la pérdida de césped, ya que los superintendentes implementaron un corte excesivamente bajo y rolado frecuente durante un período prolongado. ¿Dónde está el equilibrio y qué es realista? El objetivo de este artículo es examinar los diversos factores asociados con cortar y rolar greens y presentar una guía práctica para desarrollar una estrategia agronómicamente sólida que logre una velocidad de green adecuada sin riesgo de dañar el césped.

¿POR QUÉ CORTAR Y ROLAR LOS GREENS?

El corte frecuente beneficia al césped de los greens de varias maneras:

  • Controla el crecimiento vertical.
  • Ayuda a que el césped se extienda lateralmente.
  • Promueve la alta densidad de brotes.
  • Produce superficies suaves.
  • Crea menos fricción con la pelota de golf y aumenta la velocidad de los greens.

El rolado liviano también se ha convertido en una práctica común en los greens. Los beneficios principales incluyen:

  • Aumenta la velocidad de los greens.
  • Promueve condiciones de superficie suaves.
  • Permite elevar la altura de corte mientras se mantiene la velocidad de los greens.
  • Ayuda a la incorporación de la arena luego del topdressing.
  • Corrige el levantamiento del suelo y posterior scalping producido por la greenera en regiones con ciclos de congelación y descongelación del suelo.
  • Reduce las algas y el dólar spot.

La calidad y la frecuencia de las operaciones de corte y rolado tienen un impacto directo tanto en la calidad del césped como en las condiciones de la superficie del green. Las cortadoras correctamente afiladas y ajustadas hacen un mejor trabajo, cortando las hojas de césped de manera limpia y uniforme. Esto beneficia la salud del césped y la calidad de la superficie de juego.

CONCEPTOS BÁSICOS DE CORTE Y ROLADO

Cortar lastima al césped; por lo tanto, un césped sano y en activo crecimiento es un requisito previo para que pueda resistir y recuperarse de las lesiones causadas por el corte y el rolo. Si el césped de los greens está experimentando algún tipo de estrés (p. ej., altas temperaturas y humedad, condiciones de congelación o una infestación de plagas), las prácticas de corte y rolado deben ajustarse y reducirse hasta que el césped se recupere, de lo contrario, existe el riesgo de un posible daño adicional.

TIPOS DE CORTADORAS

Hay dos tipos básicos de cortadoras de greens: manuales o triples. Las cortadoras manuales tienen un reel de corte de 18 a 22 pulgadas (45.7 a 55.8 centímetros) de ancho y son impulsadas por un rodillo trasero accionado por engranajes. El operador guía la cortadora yendo y viniendo a través del green en líneas rectas, creando un atractivo patrón de rayas. Las cortadoras manuales son más livianas que las triples, lo que genera menos estrés al césped, especialmente en los perímetros al hacer la vuelta de repaso o pase de limpieza.

Las cortadoras triples cuentan con tres cuerpos de corte montados sobre una estructura motorizada de tres ruedas. En la mayoría de los casos, los cuerpos de corte de las cortadoras triples son idénticos al de una máquina manual. La principal ventaja de las cortadoras triples es que un empleado monta la máquina sobre el green en lugar de caminar, lo que, combinado con la franja de corte más ancha a 60 pulgadas (152.4 centímetros), conduce a una operación de corte más rápida.

Tanto las cortadoras manuales como las triples proporcionan una excelente calidad de corte cuando están afiladas y ajustadas adecuadamente. Las mejoras en la tecnología de las cortadoras han resultado en nuevas cortadoras triples que cortan el césped con la misma calidad que las unidades manuales, razón por la cual muchos campos de golf están volviendo a las cortadoras triples. Además, la escasez de mano de obra que enfrenta actualmente todo Estados Unidos está obligando a muchos campos a utilizar cortadoras triples para ahorrar tiempo con una fuerza laboral reducida. Por ejemplo, un campo de golf típico de 18 hoyos utiliza de cuatro a seis empleados para cortar greens, mientras que la mitad del personal, o menos, puede realizar exactamente el mismo trabajo en la misma cantidad de tiempo con las cortadoras triples.

ALTURA Y FRECUENCIA DE CORTE

Otro concepto básico del corte de greens es determinar la altura de corte. Este ajuste es completamente particular del campo y lo determina el superintendente en función del tipo de césped, la topografía de los greens, la tasa de crecimiento estacional y la velocidad deseada de los greens. Lo que puede ser apropiado en un campo puede no serlo en otro. Un punto muy importante, que a menudo se malinterpreta, es que no todos los pastos son iguales. Una altura de corte que se considera apropiada para bentgrass (Agrostis) podría no serlo para Poa annua, bermuda ultraenana o Paspalum. La determinación de la altura de corte no solo depende del tipo de pasto, sino también del equipo, las expectativas y la disponibilidad de mano de obra. Todos los pastos tienen una tolerancia de altura de corte. Es típico que la altura de corte se ajuste hacia arriba y hacia abajo durante todo el año en función de las tasas de crecimiento estacional y en respuesta a las condiciones ambientales estresantes. Es necesaria la adecuada configuración (setup) de la cortadora para lograr la altura de corte y la jugabilidad deseadas. El ajuste adecuado es crítico para producir un corte correcto, greens de mayor calidad y la velocidad de green deseada.

La topografía de los greens y la arquitectura también son factores que determinan la altura de corte. Greens con movimientos pronunciados u ondulados está sujeto a raspado (scalping) por cortar demasiado bajo. Una vez que un área está dañada por raspado su recuperación es a menudo lenta y es necesario sembrar o incluso empanar para acelerar la recuperación.

La frecuencia con la que se cortan los greens depende de la cantidad de personal y el presupuesto, pero el tipo de pasto y el clima también juegan un papel importante. En promedio, los greens se cortan al menos cinco días a la semana y, en la mayoría de los casos, seis o siete días a la semana. Los campos que elijan cortar cinco o seis días por semana aprovecharán el lunes o martes con la cancha cerrada para saltear el corte y centrarse más en programas agronómicos como el topdressing o la aireación. Otra razón para tomarse un día o más sin el corte regular es como medida de precaución durante los períodos de altas temperaturas o estrés por humedad cuando una presión mecánica adicional podría dañar al césped.

BASES DEL ROLADO

Rolar es una práctica que mejora la suavidad y la uniformidad de la superficie y aumenta la velocidad del green. Hay una variedad de rodillos livianos que se utilizan en los greens, incluidas las unidades de desplazamiento lateral y los rodillos accesorios que se pueden montar en un cortadora triple. Algunos superintendentes optan por rolar junto con el corte regular, a menudo pasando el rolo de dos a cuatro veces por semana o más. Por el contrario, otros superintendentes optan por alternar entre cortar y rolar para reducir el estrés de la planta durante las altas temperaturas o los períodos de crecimiento lento. La investigación de la Universidad de Tennessee demostró que no hay diferencia estadística en la velocidad de los greens entre las parcelas cortadas seis días por semana y roladas tres días por semana y las parcelas que alternaban cortar y rolar. Esa misma investigación demostró que la calidad del césped mejoró durante períodos de clima estresante cuando se alternaron el corte y el rolo (Samples et al., 2008).

Otra estrategia de rolado a veces utilizada por los superintendentes, es rolar un área de 20 a 30 pies (6 a 9 mts) de diámetro alrededor de la ubicación del hoyo, una práctica conocida como “target rolling” o rolado de objetivo. Rolar solo un área limitada alrededor de la ubicación del hoyo lleva menos tiempo, mientras se logra la velocidad y suavidad deseadas por los jugadores en la zona donde es más probable que lo noten. Además, esta estrategia se puede implementar diariamente mientras se da un descanso al área restante del green a medida que cambia la ubicación del hoyo y el rolado.

MANTENIMIENTO DE ALTO NIVEL Y EVENTOS ESPECIALES

Casi todos los campos de golf reciben torneos o eventos especiales donde se desean velocidades más rápidas y un mayor nivel de acondicionamiento de los greens. Hay cuatro áreas críticas que deben abordarse para llevar con éxito los greens al máximo rendimiento para tales eventos:

  • Los greens deben estar saludables antes del evento, y debe haber un programa agronómico sólido para el mantenimiento de rutina, como aireación, topdressing, fertilización, manejo del agua y control de plagas.
  • Debe haber personal suficiente para realizar las prácticas adicionales que se implementarán en los greens. Esto debe incluir un presupuesto adecuado para mano de obra y pago de horas extras.
  • Debe haber equipamiento adecuado, que esté en buenas condiciones, para implementar las prácticas necesarias.
  • Se debe dejar suficiente tiempo antes del inicio del juego para realizar las tareas necesarias.

Preparar los greens para torneos y eventos especiales es principalmente una tarea de aumentar la frecuencia de corte y rolo. Los múltiples tratamientos de corte y rolo cada día imparten al césped un estrés adicional y, por lo tanto, solo deben realizarse durante un corto período de 7 a 14 días para evitar la pérdida potencial del césped.

Una de las principales estrategias para incrementar la velocidad de los greens para los eventos especiales es reducir la altura de corte. Se debe tener cuidado para evitar bajar la altura de corte demasiado rápido y más allá de la tolerancia de las especies de césped. La reducción agresiva de la altura de corte lleva a una pérdida de densidad del canopeo del césped, raspado o scalping, invasión de musgo y a una total reducción del color y la calidad del césped. Una manera seguro de reducir la altura de corte es reduciendo de a 0.005 pulgadas (0,127 milímetros) a intervalos de dos a tres días hasta llegar a la velocidad de green deseada. Este proceso puede llevar de una a dos semanas y debe planificarse mucho antes de un torneo.

Es importante señalar que no hay una altura de corte específica que se correlacione con una velocidad específica de green. Hay muchas variables que influyen en la altura de corte y la velocidad de los greens, incluidas las especies de césped, el clima, la época del año, las pendientes, las ondulaciones de los greens, y otras variables similares. Se han realizado múltiples estudios sobre el impacto de la reducción de la altura de corte sobre la velocidad de los greens.

Michigan State University analizó el impacto de la reducción de la altura de corte en 1/32 de pulgada (0.79 milímetros) en greens de Poa annua y greens de Agrostis. Cuando en greens cortados a 3/16 pulgada (4.75 mm) la altura de corte se redujo a 5/32 pulgada (3.96 mm), una diferencia de 1/32 pulgada (0.79 mm), hubo un aumento en la velocidad de green de entre 8 a 12 pulgadas (de 20 a 30 cm). Bajar la altura de corte en 1/32 pulgada (0.79 mm) adicional, o sea a 1/8 pulgada (3.17 milímetros), resultó en un aumento de la velocidad de green de entre solo 6 a 8 pulgadas (15 a 20 cm). Los aumentos menores en la velocidad de green con cada reducción en la altura de corte es lo que el Dr. Thomas Nikolai llama la ley de rendimientos decrecientes (Nikolai et al., 2005). Reducir solo la altura de corte lo llevará muy lejos, y es solo un aspecto para lograr greens rápidos. Para equilibrar la velocidad de los greens y la salud del césped, se recomienda lograr la velocidad de greens deseada cortando lo más alto posible, preservando hoja adicional para la fotosíntesis y el crecimiento.

Aumentar la frecuencia de corte es otra manera común de mejorar la calidad de la superficie del green y aumentar su velocidad. El doble corte, en direcciones perpendiculares, elimina material de hoja adicional, resultando en condiciones de superficie más suaves. Curiosamente, el doble corte no da como resultado un rápido aumento de la velocidad de los greens. Por lo general, es necesario hacer doble corte durante varios días para ver un aumento en la velocidad de los greens, a menudo en el rango de 6 a 11 pulgadas (15 a 28 cm) (Nikolai et al., 2005).

Después de varios días de doble corte, la velocidad de los greens tenderá a estabilizarse. Aunque el doble corte requiere más tiempo y mano de obra, la principal ventaja es que se puede lograr un aumento en la velocidad del green sin recurrir a una altura de corte excesivamente baja. Si se realiza un doble corte en preparación para un torneo, el proceso debe iniciarse con tres a siete días de anticipación, a fin de lograr el aumento de velocidad de greens deseado. Algunos campos de golf, con adecuados recursos, durante los torneos cortan greens por la mañana y al anochecer. Aunque se renueve el crecimiento de las hojas de las últimas 10 a 12 horas, el cambio resultante en la velocidad de los greens es variable, pero puede tener un efecto acumulativo positivo cuando se practica durante varios días.

El rolado de los greens normalmente se realiza como un complemento del corte en la preparación de un torneo. Es común ver un aumento inicial de 6 a 12 pulgadas (15 a 30 cm) en la velocidad del green inmediatamente después de rolar. En algunos casos, el aumento de la velocidad puede durar horas o tener un efecto residual durante uno o dos días. La duración del efecto del rolado depende de varios factores, como la estación, la duración del día y el crecimiento del césped. Uno de los riesgos de rolar los greens diariamente durante los torneos es el patrón de desgaste y pérdida de césped que puede ocurrir en los bordes donde el rolo cambia de dirección. A menudo se colocan en los bordes de los greens tablas de giro, hechas de alfombra, madera, plástico u otros materiales y se mueven durante la operación de los equipos para minimizar el daño del césped en las áreas donde cambian de dirección los rolos y giran las cortadoras. Si es posible, rotar la dirección de rolado cada día ayuda a reducir la cantidad de daño en los bordes de los greens.

DETERMINANDO LA MEJOR COMBINACIÓN DE CORTE Y ROLADO PARA SU CAMPO

Los efectos de las alturas de corte, frecuencias de corte y programas de rolado serán diferentes para cada campo. Obtener medidas de referencia durante varios días seguidos es la única forma de determinar los efectos de los diferentes tratamientos de corte y rolado para un campo determinado. El siguiente protocolo es típico para la preparación de un campeonato de la USGA, y puede ser usado como una guía para desarrollar un programa de corte y rolado para los greens de cualquier campo.

  • Identifique áreas relativamente planas en los greens para tomar lecturas de Stimpmeter®. La pendiente de la superficie debe ser inferior al 1 por ciento en las áreas de medición y preferiblemente del 0,1 al 0,2 por ciento. Las áreas utilizadas para tomar lecturas de Stimpmeter deben marcarse con un marcador, que indique el sentido de medición, para que las lecturas se puedan tomar en el mismo lugar exacto cada vez. Uno o dos greens proporcionarán una cantidad aceptable de datos, pero tomar medidas en más greens hace que la información sea más confiable.
  • Tome las lecturas de Stimpmeter después del corte, para determinar el aumento de la velocidad del green como resultado de un solo corte a la altura determinada.
  • Tome las lecturas de Stimpmeter antes y después del rolado, para medir el aumento de velocidad debido al rolado.
  • Tome las lecturas de Stimpmeter en un green luego de un solo corte. Coloque el césped cortado en un balde de 5 galones o 20 litros, con marcas en su interior distanciadas 1 pulgada o 2,5 cm entre cada marca. Corte el mismo green por segunda vez, tome nuevamente las lecturas del Stimpmeter y coloque el césped cortado en otro balde marcado. Compare la cantidad de pasto que se eliminó con un solo corte respecto a un corte doble, así como el cambio en la velocidad del green. Tenga en cuenta que es una medida del volumen de césped cortado y no una medida de peso.
  • Tome lecturas de Stimpmeter a varias alturas de corte y registre los resultados.
  • Use un medidor de prisma para evaluar la calidad de corte y la altura de corte efectiva a campo. Idealmente, esto debería hacerse con el mecánico para que haya una mejor comprensión de cualquier ajuste necesario en el filo y la altura de corte del equipo.
  • Las lecturas del Stimpmeter deben tomarse en la mañana, al mediodía y a la tarde, para verificar la variabilidad en la velocidad y la cantidad de crecimiento o recuperación que ocurre al rolar.
  • Registre el tiempo necesario para cada actividad, de manera de poder calcular de forma realista de los requerimientos de mano de obra.
  • Evalúe constantemente la calidad del césped durante el proceso, para monitorear los posibles impactos negativos sobre la densidad del césped y la calidad general.

Las mediciones tomadas a lo largo de este proceso proporcionarán datos valiosos para determinar el impacto de diferentes tratamientos de corte y rolado. Es típico ver un aumento gradual en la velocidad de los greens luego de varios días de múltiples tratamientos de corte y rolo. Luego, depende del superintendente y su equipo determinar qué es posible, dados los recursos disponibles.

MANEJO DE LA SUPERFICIE

Cortar y rolar juega un papel fundamental en el manejo de la velocidad y la calidad del green. Pero otros programas culturales también juegan un papel importante para promover la suavidad de la superficie, disminuir la compactación y eliminar / diluir la materia orgánica. El topdressing de arena ligero y frecuente es una de las prácticas más importantes para mantener la calidad de los greens, porque suaviza la superficie y diluye la materia orgánica. El topdressing durante la temporada de crecimiento es una práctica muy efectiva para mantener una superficie de juego firme y rápida y es también efectivo para reducir la severidad de antracnosis (Murphy et al., 2018).

Las prácticas de cultivo o culturales son igualmente importantes, porque eliminan la materia orgánica (MO) manteniéndola en niveles consistentes y apropiados, de manera de evitar la excesiva retención de humedad que conduce a superficies blandas. Algunas de las prácticas de cultivo más comunes incluyen:

  • Aireación con sacabocados, a un espaciamiento y profundidad específicos para eliminar un porcentaje deseado de MO.
  • El corte vertical se usa a menudo para eliminar la MO de la parte muy superficial del perfil del suelo y reducir la densidad de la hoja. El corte vertical no es un sustituto de la aireación con sacabocados, pero es una forma efectiva de remover MO y limpiar restos de hojas muertas sin alterar tanto la superficie como la aireación con sacabocados.
  • El groomer es una forma menos agresiva de corte vertical, pero no es menos efectivo para mantener superficies de green suaves y saludables El groomer funciona de manera muy similar al corte vertical, sin cortar tan profundo dentro del thatch.

CONCLUSIÓN

Cortar y rolar los greens parece muy simple, sin embargo, hay muchos factores involucrados que deben ejecutarse correctamente para lograr las velocidades y  superficies de green deseadas. Los aspectos clave que deben considerarse incluyen:

  • Logre la velocidad de green deseada manteniendo la altura de corte lo más alta posible, de manera de preservar la salud del césped.
  • Cortar con máquinas correctamente afilados y ajustados.
  • Experimente con diferentes programas de corte y rolado. Para ver con que alternativa se logra los mejores resultados para sus greens, probando diferentes alturas y frecuencias de corte entre otras variables.
  • Preste atención a los programas agronómicos básicos para mantener el césped lo más saludable posible, para que pueda tolerar el estrés adicional de cortar y rolar.

No existe una única manera de lograr velocidad de greens y performance del césped. Antes de comenzar a desarrollar un programa para los green, usted primero debe tener en claro qué es lo que quiere de sus green. Esta es la oportunidad para analizar detenidamente su campo, tipo de jugadores, presupuesto y mano de obra disponible, y establecer objetivos realistas que sean alcanzables y repetibles. Programe el corte y el rolado en función al equipo disponible, la mano de obra y el clima imperante, esto lo ayudará a lograr greens más suaves y de alta calidad de manera consistente. Al unir estas prácticas de mantenimiento con la agronomía adecuada brindará al césped de sus greens la mejor oportunidad para una salud óptima y lo ayudará a alcanzar sus objetivos de manera efectiva y eficiente. 

Escrito por: Elliot Dowling, agrónomo en la USGA Green Section Northeast Region, y Patrick Gross, director de la USGA Green Section West Region
Publicado en: Green Section Record Vol. 57 (15), Agosto, 2019
Traducido y adaptado por: Guillermo Busso, ingeniero agrónomo.

CITAS

  • Barden, A. 2018. Benefits of light and frequent topdressing. 
    USGA Green Section Record. April 6. 56(7): 1-3.
  • Hartwiger, C. 1996. The ups and downs of putting green rolling. USGA
    Green Section Record. July/August. 34(4): 1-4.
  • Murphy, J. A., B. Clark, and J. A. Inguagiato. 2018. Update on BMPs for anthracnose on annual bluegrass turf.
    Golf Course Management. February. 86(2): 76-85.
  • Nikolai, T., C. D. McKinnon, and C. Johnson. 2005. 
  • Samples, T., and J. Sorochan. 2008.
    Turfgrass maintenance: Rolling. University of Tennessee Extension.