Un provechoso contacto tuvieron distintos expertos en reglamento en Sudamérica, con respecto a las modificaciones propuestas a la Condición del Jugador Amateur

Marzo de 2021 es un mes clave para las Reglas de Golf a nivel mundial. A finales de este tercer mes del año se completará el plazo establecido por The R&A y la United States Golf Association (USGA) para enviar las observaciones y/o consideraciones al texto que modifica la Condición de Jugador Aficionado a partir del próximo año, un importante cambio en la normatividad que plantea nuevos escenarios y situaciones a partir de 2022.

Toda modificación, por supuesto, abre un nuevo abanico de posibilidades, situaciones y dudas con respecto a cómo se aplicarán los cambios planteados, en especial en un tema tan sensible como este del amateurismo.

Por tal motivo, la Federación Sudamericana de Golf desarrolló el pasado 12 de marzo un nuevo contacto con distintos representantes de nuestras organizaciones afiliadas, con el ánimo de despejar varias de esas dudas y ampliar un poco más los alcances de las medidas propuestas.

Bajo la dirección de César Carrasco, integrante del Comité para la Condición del Jugador Aficionado de The R&A en representación de la FSG, la conferencia contó con la asistencia de cerca de 25 expertos y representantes de nuestras entidades afiliadas en el tema de reglamentación, los cuales no solo despejaron algunas dudas con respecto a este intrincado tema sino que plantearon sus inquietudes y sugerencias sobre su implementación, en especial en el plano local y regional.

“Creo que al final este cambio va a ser positivo porque va a permitir modernizar al golf y acercarlo un poco más a las realidades actuales de nuestro deporte”, señaló Carrasco, que destacó la posibilidad de encontrar nuevos escenarios de crecimiento para nuestros jugadores.

Tal como se recuerda, las propuestas de cambio son el resultado de una iniciativa de modernización que ha identificado una clara necesidad de actualizar las Reglas de Golf para que reflejen la condición actual del juego a nivel aficionado y garantizar que las reglas sean más fáciles de entender y aplicar.

Temas como la posibilidad que los jugadores puedan ser patrocinados por terceros y/o la empresa privada y lo que esto implicaría, el poder recibir premios e incentivos por la práctica aficionada del golf, el paso de profesional a aficionado y la aplicación de estas nuevas normas en nuestras competencias fueron algunos de los temas abordados en este contacto.

Precisamente esa posibilidad que los jugadores aficionados puedan ser patrocinados o apoyados por empresas o marcas ha sido sin duda uno de los temas que más ha sido comentado, al abrir nuevas posibilidades, no siempre convenientes a criterio de algunos.

“En principio, no creo que vaya a haber un alto flujo de dinero o patrocinios, pero la flexibilización de las normas va a permitir que aficionados reciban un auspicio y que puedan agradecer dicho apoyo, lo que en la actualidad está restringido”, destacó Carrasco.

“En mi concepto al final es bueno el cambio, por supuesto va a haber personas que lo vean con cierta susceptibilidad por qué sí, es una puerta que se está abriendo hacia un golf más abierto. El temor es que la línea entre el profesional y el aficionado se disminuya, pero en últimas el objetivo es que el golf se masifique, que se desarrolle, y eso definitivamente implica dinero. Lo estamos viendo ya en otras disciplinas, con otros deportistas”, agregó.

El boliviano señaló además la conveniencia de actualizar la normatividad vigente, en especial en Sudamérica, una región en la que el golf tiene condiciones distintas en comparación con otras latitudes.

“Los cambios en las reglas tienden a ir hacia arriba porque claro, podríamos hacer en Sudamérica normas para restringir, para ir hacia abajo. Pero al final, la tendencia es que este tema de las condiciones del jugador aficionado cambió en el mundo y hay que sumarse a esa tendencia”, sostuvo.

Como se recuerda las propuestas de cambio fueron publicadas en las páginas oficiales de ambas entidadesentrando al proceso de revisión por parte de golfistas a nivel mundial y organizaciones interesadas, como es habitual en este tipo de modificaciones. El plazo para hacer comentarios a los cambios vence el próximo 26 de marzo.

Texto: Federación Sudamericana de Golf